7 razones para tener página web

Toda gran empresa tiene un sitio web. Pero ¿qué tan necesario es una página web para la empresa? Pero muchos de la pequeña empresa ven innecesario y estresante la idea de incursionar en el mundo tecnológico. Quizá piensen que el cliente presencial es el que trae una ganancia real.

Beneficios de tener página web

Son muchos los beneficios de una página web para la empresa, personal o pymes.

Veamos algunos de ellos a continuación:

  • Una página web para la empresa representa una puerta hacia un gran mercado adicional.
  • Es una excelente oportunidad de hacer más por la imagen profesional de tu compañía ya que da prestigio.
  • Un tercer beneficio es la accesibilidad para el cliente. Este puede contactar con tu empresa desde su casa y a cualquier hora y cualquier día.
  • Puede solicitar servicios a través de formulario por lo que se agilizan los trámites.
  • Un mecanismo de comunicar promociones, ofertas, horarios y formas de contacto

Tras internet hay un gran mercado y un público prácticamente infinito que crece a pasos agigantados. Ese volumen creciente lo están aprovechando quienes sí se aventuran en él. Hay mucha gente en la red buscando y comprando productos como los que tú vendes o servicios que ofreces.

Empieza a ser habitual usar internet para solicitar servicios, información o comprar productos. Muchos la utilizan para comparar precios y decidir qué productos comprar, consultar opiniones de clientes.

24h y 365 días ese será tu escaparate al mundo, cualquiera puede encontrarte y solicitar tus servicios o productos a través de tu página web.

¿Quieres tener página web y no sabes por donde empezar?

Una página web se compone de un dominio https://www.tupaginaweb.es/ y el alojamiento donde se suben todos los contenidos. Este sería el primer paso, dar de alta un hosting para alojar tu sitio web.

Nuestra recomendación con una buena relación calidad-precio para Hosting es SERED.

Existen múltiples sitios web que ofrecen alojamientos gratuitos para empezar o bien hosting de pago para proyectos más exigentes.

En segundo lugar debemos elegir como programar la página web. Existen múltiples plataformas gratuitas y fáciles para crear páginas web sin conocimientos, WIX es una de ellas y muchos de los que empiezan en este mundo lo consideran suficiente para cubrir sus expectativas. La desventaja es que si tu proyecto crece o quieres hacer algo más serio es una herramienta muy limitada.

Nosotros recomendamos wordpress por su versatilidad a la hora de crear contenidos y blogs. Admite muchos themes o plantillas gratuitas o de pago que te permitirán tener página web con pocos conocimientos.

La página web brinda publicidad más eficiente y económica

Por supuesto, no todo usuario que visite tu página va a comprar. Pero el simple hecho de que conozcan tu empresa, tus productos y tu marca es un beneficio que se multiplica por sí solo.

Es más, la publicidad en Internet tiene más alcance que un enorme aviso publicitario al lado de la carretera, y es mucho más económica.

Tener página web puede mejorar la imagen de tu empresa

Tener un sitio web es más que abrir otra puerta por donde vender. El hecho de tener sitio web dice mucho sobre la seriedad y credibilidad de tu empresa. Significa que te estás haciendo un perfil, no solo ante tu comunidad sino, ante el mundo.

Es importante que toda la información que ofrezcas sea transparente y en todo momento se muestre la información de contacto, localización y políticas legales que se requieren a la hora de tener página web.

 

tener página web para la empresa

Acceso las 24 horas para tus potenciales clientes

Si tienes página web para la empresa, será mucho más fácil para el cliente contactar con tu empresa. La gente no está dispuesta a trasladarse para hacer preguntas sobre un producto. Cuando salen es porque ya saben lo que van a comprar. Lo han investigado en internet.

La gente invierte tiempo haciendo consultas a tiendas que están en la web. También dejan su opinión y hacen sugerencias. Si tú estás allí en internet, estarás haciéndote una imagen ante esas personas que desean conocer la reputación de quien les ofrece el producto.

Tener página web supone un termómetro de tu negocio

Gracias a tus clientes podrás en todo momento captar si tu negocio falla o tienes que corregir algunos puntos concretos.  Las opiniones negativas te servirán para mejorar y no es ningún secreto que las empresas más importantes del mundo aprenden más de los errores y problemas que de las opiniones positivas.

Es muy importante que prestes atención a los comentarios y respondas respetuosamente. El feedback amable y profesional generará una excelente imagen de tu empresa. Esta imagen se irá expandiendo muy por encima de la cantidad de visitas que recibas. El visitante también comenta sus experiencias y opiniones.

Tener página web no es tan complicado y costoso como parece

La creación, diseño y mantenimiento de una página web para la empresa no requiere de una gran inversión. Puedes elegir opciones sencillas para empezar o crear un complejo proyecto según tus necesidades.

Para tener una página web solo hay que tener claro que función queremos que tenga de cara al mundo exterior. Puedes usarla para informar sobre tu empresa, tus servicios o como herramienta de venta de productos.

Existen páginas web económicas que unidas a una pequeña campaña de publicidad en google o facebook pueden ayudar perfectamente a que tu negocio empiece a generar ingresos suficientes para cubrir los costos de mantenimiento.

Una pequeña inversión supone un gran beneficio

Si quieres tener una página activa requiere más que responder las preguntas que nos dejen en el sitio. Es recomendable subir periódicamente contenido atractivo y de calidad. Queremos que sean textos relacionados con la empresa, que la gente desee leerlos y que cumpla con los requisitos para un buen posicionamiento web.

No seas el último en decidirte por la presencia en Internet. Las compañías que venden por la red son las de mayor crecimiento. Todos los empresarios piensan tener página web para la empresa algún día. En un mercado tan competitivo las ideas no pueden quedar para después; vale la pena esforzarse por ser el primero.